UC
La UC sirve a Chile / Belén UC

Belén UC

Belen UCEste voluntariado nace de la Pastoral UC, la que fundó en 2001 este proyecto de carácter permanente, destinado a que los alumnos de la Universidad Católica se comprometieran para ayudar a mejorar la educación de sectores vulnerables. Su misión es educar, formar y capacitar a personas de escasos recursos a través de diversas instancias de formación, procurando entregar desarrollo humano y espiritual.

El primer desafío educacional fue el proyecto Belén de Macul: se abrieron talleres —en colegios, sedes sociales y parroquias— de reforzamiento escolar, escuelas para adultos, comunidades de vida, asesoría jurídica y prevención de enfermedades, entre otros. Los voluntarios pusieron sus capacidades para atender a los vecinos del campus San Joaquín y a la vez se generó el sentimiento de que la universidad no es solamente para aprender, sino también para servir. Al año siguiente el proyecto creció e involucró a alumnos, profesores y funcionarios de Casa Central, Lo Contador y Oriente.

Belén UC se ha consolidado en la entrega de clases y talleres destinados a niños, jóvenes y adultos, lo que permite que toda la familia pueda participar en los procesos educativos. Ofrece a adultos completar la enseñanza media, preuniversitario y tutorías para jóvenes que estén en III y IV medio, reforzamiento para estudiantes de I y II medio, y talleres semestrales para distintas edades (desde kínder) en diversas materias, además de actividades de celebración y reflexión.

Actualmente los talleres de recreación, capacitación y formación de los días sábados, la escuela de adultos de Macul, y los preuniversitarios —tanto en San Joaquín como Casa Central— se realizan en las mismas salas que los estudiantes de la educación superior ocupan para su formación, como una forma de abrir la universidad hacia todos y así generar verdadera comunidad en los lugares donde se encuentran los campus, lo que genera puentes entre las distintas realidades. La única excepción es la escuela de adultos de la Chimba, en Recoleta, que se mantiene en un colegio por petición de los vecinos.

Ir al sitio web